La cintura escapular

La cintura escapular
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:1 comentario

La cintura escapular es una pieza fundamental de tu anatomía, de suma importancia para la correcta movilidad, el buen funcionamiento y una adecuada higiene postural de tu cuerpo.

Zonas clave de tu cuerpo

En general, el cuidado de todo tu cuerpo es fundamental para alcanzar el equilibrio y la armonía necesarios. Pero podemos destacar tres zonas que adquieren algo más de importancia: el cráneo, la cintura pélvica y la cintura escapular.

Estas tres estructuras están conectadas tanto a nivel articular como craneal; con uniones que se producen a través de fascias, de huesos o de la duramadre. Y aparte, se encuentra la conexión de la cintura escapular con tu brazo (codo y mano), y de la cintura pélvica con tu pierna (coxo-femoral, rodilla y pie).

zonas clave

Nos quedaría incluir una cuarta pieza de vital importancia, el diafragma. Este también se encuentra conectado a las tres estructuras anteriores a través de fascias a nivel visceral.

Viendo todo este número de relaciones, podemos ver que el correcto funcionamiento de estas tres piezas, así como del diafragma, es fundamental para el correcto funcionamiento de todo tu cuerpo.

La cintura escapular

Es una de las articulaciones más importantes de tu anatomía. Te recuerdo que está compuesta a su vez por tres articulaciones: esternón con clavícula, clavícula con escápula y escápula con húmero.

De entre todos los huesos que forman dicha articulación habría que destacar la escápula (u omóplato). Las escápulas son dos huesos triangulares y planos situados en la parte superior de tu espalda, a ambos lados de la columna vertebral y sobre la superficie de las costillas dos a siete. Son dos huesos que reciben la inserción de numerosa musculatura, conectándolos con vértebras cervicales, vértebras dorsales, cráneo, costillas, húmero, radio y cúbito. Algunos de estos músculos: trapecio, pectoral menor, romboides, deltoides, elevador de la escápula, bíceps, tríceps, redondos, subescapular, infraespinoso y supraespinoso.

escápula

Con tolo lo comentado anteriormente, podemos ver la importancia que tienen tus escápulas, así como su relación con cuello, espalda, hombro y brazo. Por lo que su correcta movilidad es fundamental para estas zonas y para todo tu cuerpo en general.

Y he de confesar que, sin ninguna duda, se han convertido en mis huesos preferidos de todo nuestro esqueleto.

Cintura escapular y yoga

El cuidado de tu postura es de vital importancia para esta zona de tu cuerpo y, como ya has leido, para todo él. Con una correcta higiene postural y evitando realizar movimientos repetitivos y forzados, le brindarás el cuidado que se merece y dejarás de sufrir gran número de molestias.

La colocación de los brazos de Prasarita Padottanasana C va a ayudarte a fortalecer tu cintura escapular y te va a permitir sentirla plenamente activa. Mantén tu espalda y tu cuello bien rectos en todo momento. Puedes permitirte dejas tus piernas totalmente estiradas. Siente como el peso de la postura se deja caer más en los metatarsos de tus pies. Deja que tu coronilla se proyecta al frente y que tu cóccix tire hacia atrás.

la cintura escapular

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta